www.puntaje.com.ar - Foro para docentes
Octubre 21, 2014, 10:07:18 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Noticias: SMF - Just Installed!
 
   Inicio   Ayuda Ingresar Registrarse  
Páginas: [1]   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: Documento de trabajo: CALIFICACIÓN ESCOLARES (2012)  (Leído 3310 veces)
Danala
Administrator
Miembro Honorable
*******
Desconectado Desconectado

Mensajes: 23908


Visitá Enlaces


« : Junio 29, 2012, 04:50:02 »

Documento de trabajo
 
Calificaciones escolares: una perspectiva de análisis para la mejora de los resultados de aprendizaje  de nuestros alumnos
 
 
 Se modifica porque el anterior tenía errores

 DGCyE  Subsecretaría de Gestión Educativa
                  Subsecretaría de Educación 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Documento de trabajo
 
Calificaciones escolares: una perspectiva de análisis
para la mejora de los resultados de aprendizaje 
de nuestros alumnos
 
 
 
 
 La Plata, 19 de Junio de 2012
 
 
 
 
El  propósito  de  este  documento,  dirigido  a  docentes,  directores  e  inspectores  de  enseñanza,  es
reflexionar sobre las calificaciones de los alumnos en esta etapa del ciclo escolar.   
El mismo, se estructura en tres partes. En primer  lugar, se expresa qué se entende por calificaciones
escolares. Luego, se responde una serie de preguntas sobre el uso de las calificaciones en una buena
escuela;  la  relación  entre  las  calificaciones  y  la  trayectoria  educatva  de  los  alumnos;  la
responsabilidad  sobre  las  calificaciones.  Finalmente,  se  presentan  sugerencias  acerca  de  cómo  se
gestona la mejora en las calificaciones en una buena escuela .
La  incidencia  de  la  calificación  sobre  las  trayectorias  escolares  es  clave;  es  necesario  generar
estrategias  de  gestión  escolar ,  desde  la  supervisión,  que  resulten  acordes  y  pertnentes  a  las
necesidades y a las posibilidades de aprendizaje de cada alumno. 
 
Sobre las calicaciones escolares en una buena escuela
Nuestra  cultura  se  encuentra  impregnada  de  representaciones  sobre  los  procesos  escolares  de
evaluación, calificación y acreditación que encubren sentdos selectvos y segmentadores.
Es sabido, también, que los procesos educatvos son mucho más amplios y profundos que una “nota
escolar”.  Por  esto,  la  comunicación  al  alumno  sobre  lo  que  ha  aprendido  o  aún  no  ha  podido
aprender  merece  herramientas  más  amplias  y  claras,  las  que  pretendemos  caracterizar  en  este
documento.
En este contexto, se entende que:
Las  calificaciones  expresan  una  síntesis  del  juicio  valoratvo  de  quienes  la
sociedad  ha  insttuido  como  responsables,  y  permiten  tomar  múltples
decisiones:  ratficar o  rectficar el curso de  la enseñanza,  ratficar o  rectficar el
curso  de  los  aprendizajes,  acreditar,  promover  o  no  una  materia  o  un  año
escolar. 
Para  las  familias,  las  calificaciones  también  son  información  fundamental,
práctca  y  sencilla,  que  compromete  en  el  acompañamiento,  el  aliento,  el
refuerzo o, simplemente, la alegría por el logro compartdo.
 
Las calificaciones no son un fin en sí mismo; tenen un valor estratégico que depende del uso que se
haga de ellas en las escuelas. 
Una buena escuela  logra acuerdos entre sus docentes sobre  la utlización de  las calificaciones como
información  contnua  sobre  los progresos de aprendizaje de  sus alumnos  y  como una herramienta
para mejorar los mismos.
Teniendo en cuenta estos conceptos, vale la pena plantearse los siguientes interrogantes:
• ¿Cómo contribuye una correcta utlización de las calificaciones a la construcción de una buena
escuela?
• ¿Cómo influyen sobre el aprendizaje y la contnuidad en las trayectorias educatvas?
• ¿Cómo hacemos para mejorar las calificaciones de los alumnos cuando es necesario?
DGCyE | SGE | SSE | Calicaciones escolares  | 2 
 
• ¿Quiénes son los responsables de las calificaciones?
Veamos algunas posibles respuestas
1. ¿Cómo contribuye una correcta utilización de las calicaciones a la construcción de una
buena escuela?
Las calificaciones  inciden en  la percepción de  los alumnos y de sus familias sobre  los avances en  los
aprendizajes, como así también en las expectatvas y el esfuerzo que cada alumno realiza. 
Una buena escuela mantene expectatvas favorables respecto de  los alumnos y de sus capacidades
insttucionales:
Las  expectatvas  que  los  docentes  tenen  sobre  sus  alumnos  son  un  factor  condicionante  de  su
desempeño  real porque proyectan a  futuro  ciertas  posibilidades de  sus  trayectorias escolares y de
sus resultados de aprendizaje.
2.
escolar?
Las calificaciones van mostrando a lo largo del año los avances, los logros y las dificultades que llevan
a acreditar o no una materia o área y, por lo tanto, conducen necesariamente a la graduación o no de
un  alumno.  No  resultar  promovido  y  ser  expuesto  a  la  posibilidad  de  la  repitencia  es  un  hecho
traumátco que puede influir sobre su contnuidad escolar. 
No se trata de “inventar”, “regalar” o conceder  livianamente una calificación que no corresponda al
trabajo realizado, sino de observar el progreso del alumno a través de la información que arrojan las
calificaciones e  intervenir a tempo  sobre  la enseñanza y  los aprendizajes. Esto  implica una mirada
permanente, para la búsqueda de aquellas decisiones que permitan mejorarlas.
Por esta razón, es imprescindible: 
• ofrecer  otras  oportunidades,  estrategias,  recursos  distntos  a  los  ya  probados,  haciendo
posible  el  progreso  del  aprendizaje  antes de  definir  una  calificación  que  dé  por  cerrado  su
proceso;
• supervisar permanentemente  los desempeños,  los procesos de enseñanza y  los aprendizajes
adquiridos. 
 
3. ¿Cómo hacemos para mejorar las calicaciones de nuestros alumnos cuando es necesario?
Una  tarea  clave  es  realizar  un  análisis  pedagógico  de  las  calificaciones  obtenidas  por  los  alumnos.
Sabemos que, si bien  las calificaciones comunican  los aprendizajes,  también hablan de  las práctcas
de los docentes.
Considerar:
Las calificaciones a través de la lectura de los registros calificadores e informes
trimestrales, por parte del personal directvo y supervisores, para poder intervenir a
tempo en ellas. 
DGCyE | SGE | SSE | Calicaciones escolares  | 3
¿Cómo inuyen las calicaciones sobre el aprendizaje y la continuidad en la trayectoria 
 
La información de los grupos escolares, recogida mediante la observación directa o
comentada por el docente a cargo. 
 
El  trabajo  del  director  con  docentes  de  secciones  paralelas  de  un  mismo  año,  o  con  diferentes
profesores de la misma materia/ área, facilitará el análisis de estrategias posibles de implementar. Un
ejercicio  interesante  es  pedir  a  diferentes  docentes  la  evaluación  de  un  mismo  trabajo  y  su
calificación  para  analizar  las  diversas  perspectvas  sobre  las  respuestas,  sus  procedimientos,  sus
errores,  y  la  justficación  que  se  realiza  de  una  u  otra  decisión  de  calificación.  Sobre  esa  base,  es
posible mejorar los instrumentos y criterios de evaluación así como las estrategias de enseñanza. 
4. ¿Quiénes son los responsables de las calicaciones?
La responsabilidad por la evaluación y las calificaciones es de la insttución educatva en su conjunto:
el  docente  de  aula,  el  equipo  de  orientación  escolar,  los  jefes  de  departamento  en  las  escuelas
secundarias, los preceptores y el equipo directvo. 
Consttuyen  también  la  insttución  educatva  sus  inspectores, en  relación directa con ella, y  toda  la
estructura  del  sistema  educatvo  provincial.  Es  a  partr  del  diseño  curricular,  de  los  contenidos  a
enseñar  y  de  las  estrategias  previstas  en  él,  que  todo  el  colectvo  de  la  insttución  educatva  se
responsabiliza de lo que ocurre con los aprendizajes.
Puntualmente,
• es el maestro o el profesor en contacto directo con el alumno el que propone  la calificación,
en base a los criterios previstos en el diseño curricular;
• es el directvo el que firma cada información trimestral en el boletn y, por últmo, define o no
la promoción. 
 
Tanto los directvos como los inspectores deben estar atentos a monitorear, a lo largo del año, lo que
va ocurriendo con las calificaciones para poder intervenir oportunamente. 
Intervenir supone:
• asistr al docente en todas sus necesidades profesionales sin descalificarlo;
• acercarle propuestas técnicas específicas y facilitarle materiales; 
• acompañarlo  en  la  lectura  reflexiva  sobre  las  evaluaciones  periódicas  de  los  alumnos
(trimestrales o cuatrimestrales, según corresponda); y
• ante todo, generar espacios de escucha y diálogo que permitan analizar  las problemátcas en
juego,  para  tomar  decisiones  compartdas  que  permitan  mejorar  las  calificaciones  de  los
alumnos.
 
Los equipos de orientación escolar y  los capacitadores también deben proponerse observar cómo  la
enseñanza y los aprendizajes se relacionan con la evaluación y se traducen luego en las calificaciones.
El diálogo sobre estas relaciones permite ver las teorías que sustentan las práctcas, las coherencias o
las contradicciones entre las estrategias de enseñanza y de evaluación, los aspectos curriculares más
atendidos por los docentes y aquellos más eludidos.
DGCyE | SGE | SSE | Calicaciones escolares  | 4 
¿Cómo se gestiona la evaluación en una buena escuela? Responsabilidades de los docentes,
directores e inspectores
Toda la gestón educatva debe estar orientada a la enseñanza y a los aprendizajes. 
Los directores
Los docentes
• Analizarán  las  calificaciones  de  los  alumno
• Conducirán el proceso de enseñanza atendiendo los desempeños individuales, analizando y
poniendo en valor los progresos e interviniendo con nuevas estrategias donde observen dificultades.
• Estarán atentos a evaluar sobre la base de aquello que fue enseñado.

s  cuidadosamente,  considerándolas  objeto
significatvo de la gestón escolar. 
• Se consttuirán en un referente pedagógico que acompañe con aportes claros y pertnentes al
equipo docente.
Los supervisores
• Trabajarán  junto  con  las  escuelas  en  la  definición,  interpretación  y  contextualización  de  los
datos para mejorar las insttuciones y ayudarlas a tomar las mejores decisiones. 
• Definirán una agenda clara, apropiada y centrada respecto de los objetvos de enseñanza y de
los aprendizajes de los alumnos.
• Estmularán  la  cultura  de  la  responsabilidad,  a  fin  de  que  cada  actor  se  haga  cargo  de  los
resultados de su insttución.
• Promoverán una cultura de  la  información en cada  insttución, de modo que  resulte posible
tomar  las mejores decisiones en el marco de una planificación  insttucional que exprese  los
objetvos de enseñanza y aprendizaje a alcanzar en cada caso.
 
Los supervisores son actores claves para:
• garantzar polítcas de implementación;
• establecer sistemas de evaluación que permitan observar las mejoras;
• promover las modificaciones necesarias, en caso de no obtener los resultados esperados;
• proponer nuevas metas.
 
DGCyE | SGE | SSE | Calicaciones escolares  | 5
Es importante también pensar en otras artculaciones posibles que pueden contribuir a mejorar las trayecto-
rias escolares. Tales son  los casos del  trabajo conjunto de  la escuela con otras  insttuciones u ofertas del
sistema educatvo que colaboran a través de propuestas de inclusión educatva, como son los Centros Educa-
tvos Complementarios y  las ofertas de apoyo escolar, de educación comunitaria, o de proyectos  lúdicos/
recreatvos incluidas en los diversos programas de polítca socioeducatva (CAJ – CAI – Patos Abiertos). Estas
insttuciones u ofertas también son responsables de mantener un diálogo permanente sobre las trayectorias
de los alumnos compartdos con las escuelas. Esta situación habilita la posibilidad de complementar las mira-
das y el trabajo sobre los procesos de enseñanza, evaluación y promoción.
Suele ocurrir que algunos docentes manifiesten sentrse presionados por las autoridades educatvas a apro-
bar a sus alumnos aun cuando no hayan accedido a los conocimientos básicos que deberían acreditar, como
si  la  inclusión  atentara  contra  la  “excelencia  educatva”.  Esta  preocupación merece  ser  cuidadosamente
analizada por la gestón, para plantear instancias de trabajo que permitan abordar acuerdos superadores.
Podrán diseñar sencillos  instrumentos de registro de causas de desaprobación y establecer el com-
promiso de acciones reparadoras con previsión de tempos / metas que permitan un seguimiento de
los cambios en el aprendizaje y en la enseñanza.
 
Los supervisores, en una tarea conjunta con los directores, analizarán:
 
Al inicio del ciclo lectivo
•  Porcentajes de repitencia del ciclo lectivo anterior y de alumnos repitentes del actual ciclo
lectivo junto con las causas de la repitencia de cada alumno, planificando intervenciones
específicas que posibiliten disminuirla (promover nuevas estrategias de enseñanza, revisar
criterios de evaluación empleados por los docentes, diseñar estrategias para disminuir el
ausentismo, acordar intervenciones con los EOE, entre otras).
•  Tasa de graduación del ciclo lectivo anterior para, en caso de que sea necesario, determinar
estrategias de mejora de las prácticas de enseñanza en los últimos años y de articulación con
el nivel siguiente de enseñanza.
•  Tasa de abandono del ciclo lectivo anterior y de abandono interanual para evaluar los niveles
de inclusión y retención que presentan la institución y determinar en qué años se produce un
mayor desgranamiento, con el fin de elaborar estrategias particulares que permitan
disminuirlo.
•  Porcentajes de sobreedad por año y sección, identificando las causas de las mismas
(reinscripción, repitencia en años anteriores,  ingresos tardíos) y elaborando, junto con los
docentes y los  EOE, estrategias de seguimiento y acompañamiento a estos alumnos, para
promover que construyan los aprendizajes esperados y promuevan al año siguiente.
Durante el ciclo lectivo
•  Porcentajes de inasistencias mensuales de los alumnos, con el fin de identificar qué secciones
y alumnos presentan un mayor grado de ausentismo y elaborar, junto a los docentes,
estrategias que posibiliten disminuirlo y trabajar con aquellos alumnos que se ausentan
frecuentemente.
•  Porcentajes de alumnos desaprobados por trimestre en cada área, materia y turno, con el fin
de identificar en qué secciones y áreas se presentan mayores dificultades de aprendizaje. En
función de ello, pueden pensarse nuevas estrategias de enseñanza junto con los docentes a
cargo de las mismas, y trabajar junto con los  EOE para acompañar a los alumnos. A su vez,
analizar qué alumnos han desaprobado por año y por materia brinda un insumo más para
diagnosticar las prácticas de evaluación que existen en la institución. Ante estos resultados, es
posible preguntarse: ¿Por qué ciertas áreas presentan mayores porcentajes de desaprobados
que otras? ¿Por qué este año o sección  presenta una mayor cantidad de alumnos
desaprobados? ¿Qué sucede en aquellas áreas o años en que hay mayor cantidad de alumnos
aprobados?
Al finalizar el ciclo lectivo
•  Porcentaje de alumnos promovidos y desaprobados al finalizar las clases regulares, por
sección, año y materia, con el fin de diagnosticar en qué grado se han alcanzado los
aprendizajes esperados y de organizar los períodos de compensación y de exámenes.
•  Porcentaje de asistencia y de alumnos aprobados luego de las instancias evaluatorias o
compensatorias de diciembre y febrero, con el fin de valorar el grado en que estas instancias
alcanzan su objetivo. 
 
DGCyE | SGE | SSE | Calificaciones escolares  | 6 
 
• nivel  de  implementación  de  los  diseños  curriculares  (en  las  planificaciones,  práctcas  de
enseñanza y evaluaciones);
• calidad de las planificaciones; 
• coherencia entre la planificación y las práctcas áulicas; 
• artculación horizontal y vertcal en las práctcas docentes; 
• aprovechamiento de la biblioteca por parte de docentes y alumnos;
• consenso respecto a los criterios de evaluación que se emplean; 
• grado de contnuidad en las práctcas de enseñanza; 
• grado de seguimiento del desempeño de los alumnos y de toma de decisiones en función del
mismo, entre otros. 
Todos estos indicadores resultan sumamente importantes para construir un diagnóstco a comienzos
del ciclo lectvo, realizar intervenciones específicas durante el año y evaluar los objetvos esperados a
fin  del  ciclo  lectvo.  Son,  a  su  vez,  los  que  permiten  indagar  con  mayor  profundidad  qué
característcas  insttucionales resultan más y menos  favorables para el aprendizaje y  las trayectorias
de los alumnos. 
El contrato didáctico y la evaluación
Como  decíamos  al  principio,  la  evaluación  no  tene  sentdo  en  sí  misma.  La  información  que
proporciona  se  utliza  para  tomar  decisiones  para  la  mejora  de  los  procesos  de  enseñanza  y  de
aprendizaje. Por  lo tanto, es muy  importante aclarar  lo que se espera y cómo se valorará, mediante
qué instrumentos, con qué criterios y su grado de dificultad y, además, con qué estrategias de trabajo
de ambas partes. 
En  esta  explicitación  de  condiciones,  requisitos  y  propuestas  propias  del  contrato  didáctco  es
necesario  incluir a  la familia del alumno; además, es necesario volver sobre ella, recurrentemente y
con más detalle. Tanto  los estudiantes como sus familias deben ser  informados mediante formas de
comunicación efectvas, acordadas insttucionalmente, que garantcen el conocimiento del contrato y
lo que cada uno debe responsablemente hacer para su cumplimiento. Sería recomendable que esta
información se entregara por escrito y, cuando se trate de la familia, se compruebe fehacientemente
su recepción.
La  evaluación  que  orienta  permanentemente  el  proceso  de  aprendizaje,  informándolo  de  su
trayectoria,  necesita  de  un  equilibrio  entre  la  determinación  del  instrumento  y  contenidos  de  la
evaluación y la regulación de los aprendizajes. Es importante asumir la responsabilidad de certficar lo
DGCyE | SGE | SSE | Calicaciones escolares  | 7
No hay aspecto de la interacción didáctca que sea objeto más evidente de negociación que la evalua-
ción. Desde la pregunta “¿esto lo va a tomar?”, formulada con insistencia cuando el docente intenta
demostrar  la centralidad o complejidad de un concepto, principio o  idea, hasta el comentario en el
momento de una prueba: “Esto no lo vimos”. Este interés del alumno en saber cómo será evaluado/
calificado, le permite organizar sus estrategias del “oficio de ser alumno”; por eso es importante apro-
vechar estas oportunidades para  incluir  las previsiones  sobre  cómo  serán valorados  los  contenidos
dictados en los momentos de evaluación.
A su vez, durante todo el año, el inspector junto con el director de la escuela analizarán las carac-
terístcas que presentan las práctcas de enseñanza en la insttución, mediante indicadores cuali-
tatvos tales como:
 
que el alumno aprendió, poniéndolo a favor del esfuerzo y la transparencia al momento de evaluar su
trabajo, lo que implica también, tanto para quien supervisa como para el propio educador, evaluar la
propia enseñanza.
Este documento complementa las pautas de calificación, acreditación, evaluación y promoción
propios de cada nivel/ modalidad y aporta herramientas para centrar la mirada en los resultados de
las calificaciones periódicas y  anuales de nuestros alumnos y encontrar las mejores estrategias
didácticas que nos permitan seguir construyendo buenas escuelas entre todos.
 
 
Subsecretaría de Gestión Educativa
Subsecretaría de Educación 
 
La Plata, 19 de Junio de 2012
« Última modificación: Junio 29, 2012, 10:34:50 por Danala » En línea

Páginas: [1]   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  

Powered by MySQL Powered by PHP Powered by SMF 1.1.19 | SMF © 2006-2011, Simple Machines
XHTML 1.0 válido! CSS válido!